Utilizamos cookies para analizar, anunciar y mejorar nuestro sitio web. Para obtener más información consulte nuestra Declaración de protección de datos.
>
Garage Basics: Mantenimiento del filtro de aire

Garage Basics: Mantenimiento del filtro de aire

Para que una Harley suene y haga sus gorgoritos de forma saludable, el motor necesita un constante aporte de aire limpio. Para evitar la entrada materiales no deseados en el delicado interior de tu motor, como polvo, bichos o hamsters en vuelo rasante, algún iluminado inventó hace tiempo el filtro de aire. Dependiendo de la edad o el nivel de customización de tu moto, estos cachivaches llevan varios tipos de rellenos. Éstos abarcan desde la malla metálica de los viejos Linkert hasta esponja o tela de algodón (lavables) hasta los modernos de papel deshechables.

Incluso si no eres un gran devorador de millas, los filtros se van embozando con suciedad. Los filtros de esponja y los tipo K&N también pierden su efectividad debido a la pérdida de aceite del filtro. La resistencia del paso al aire aumenta y la potencia del motor lo acusa, el ralentí sufre y tú y tu moto empezáis a estar incómodos y no muy contentos.

Los intervalos de revisión están en el manual de la moto o en algún manual Clymer. Una vez al año sería lo mínimo, y si ruedas en una zona polvorienta, hazlo más a menudo.

No es difícil, así que manos a la obra:

1) Dependiendo del modelo,

saca la tapa del filtro, usando un destornillador, llave allen, o mediante los clips, lo que toque. Una vez fuera la cubierta, mira el tipo de elemento filtrante que has estado llevando en ese rincón abandonado. ¿Esponja? ¿Malla? ¿K&N? ¿Papel?

2) Si es de papel, hazte con uno nuevo.

Para averiguar cuál necesitas consulta tu manual o un Clymer. También nos puedes dar un toque a wwag.com, intentaremos averiguártelo. El asunto de si pueden lavarse o no es motivo de numerosas consultas. Te recomendamos deshecharlo y reciclarlo. Salta al paso 6.

3) Si es de espuma, malla o tipo K&N,

aplica el espray K&N limpiafiltros 97-251, y deja que actúe unos minutos.

4) Enjuaga el elemento filtrante con abundante agua,

y si es de espuma, escúrrelo bien. Sigue las instrucciones del bote. Déjalo secar.

4a) Si el elemento parece ya muy deteriorado,

échalo a reciclar y consigue uno nuevo.

5) Una vez bien seco,

aplica el espray de aceite de filtro 97-250 por ambos lados. Limpia el exceso de aceite.

6) Limpia la bas

y la tapa del filtro, y déjalas secar.

7) Coloca el elemento filtrante en su posición correcta

dentro de su alojamiento y vuelve a montar la tapa. El bloqueante de tornillos Loctite 97-220 siempre es una buena idea.

.

Bingo! Ya estás listo para sentir el aire fresco en la cara.