Home Okie Dokie Vintage Race, Kawagoe, J
Haga clic aquí para recomendar esta página a los demás

Okie Dokie Vintage Race, Kawagoe, J

Si te perdiste el Yokohama Show de diciembre (Uuuuuuuh!) y te gustan las motos folloneras y ruidosas (Bieeeeeeen!) en lugar de pasar el día en una sala atestada de gente, te sentirás muy a gusto un par de días tras el Mooneyes Hot Rod Custom Show. Esto es el Okie Dokie Vintage Race.

Se trata de una competición de Dirt Track con máquinas que en cualquier otro sitio se encontrarían a buen recaudo en un museo. En el parking parece que la mitad de las motos del Yokohama Bike Show se hayan presentado aquí también.
Hablando de chavales japoneses: El organizador de la carrera es BratStyle -customizador no del todo desconocido para los aficionados- y reservaron un tramo de circuito en unas inmensas instalaciones todo-terreno cerca de Kawagoe, en la prefectura de Saitama a 40 kilómetros de Tokyo. La lista de los patrocinadores era como un "quién es quién" de los mejores del sector, y muchos de los bikers amantes de la diversión que se acercaron arriesgaron no sólo sus huesos, sino sus joyas motorizadas. Unos 100 pilotos se plantaron en la línea de salida en la siguientes categorías: Tank Shift (cambio al depósito), Choppers, Vintage Style, Vintage Twin, Hooligan, Woman Class, Open Class y Slow Race. La calidad de las máquinas maltratadas en la pista era alucinante.

Resultó un gran día sin incidencias mencionables con diversión para todo el mundo. En las pausas entre carreras había mucho que ver de cerca. Mercancías de existencia limitada se ponía a la venta para ese recuerdo especial. Incluso el catering llevaba el turbo puesto: La Yokohama Steakhouse lo tenía todo preparado. Tacos, curry, sopa y pepitos de carne para mantener en marcha a sus pilotos. Cuando los niveles de cafeína caían a niveles peligrosos, el Café Deus de Harajuku evitaba la catástrofe.

Esperamos que en Bratstyle hayan hecho muchos amigos con este estupendo día de fiesta y ya esperamos la siguiente Vintage Race. Donde volveremos a sentir el facto ¡Okie Dokie!