Utilizamos cookies para analizar, anunciar y mejorar nuestro sitio web. Para obtener más información consulte nuestra Declaración de protección de datos.
>
Shop
>
Novedades y especialidades
>
Presentaciones especiales de productos

Presentaciones especiales de productos

The Cyclery - Once upon a Bike
Si los corceles de hierro de Milwaukee le robaron el corazón allá por las primeras décadas del último siglo, seguro que apreciará cualquier ayuda, por pequeña que sea, que facilite sus intrincadas operaciones mecánicas. Y para esto está The Cyclery.

Si nos remontamos en la historia, cuando las motos eran poco más que una bicicleta con motor, el término "Cyclery" en inglés se usaba para referirse a una tienda o taller. Desde nuestra experiencia empapada en sudor y minada de tacos y palabrotas, sabemos que los agujeros negros existen, especialmente en el mundo de la no disponibilidad de piezas de máquinas históricas que hace tiempo que se dejaron de fabricar. Y eso sin hablar de los precios que pueden llegar a alcanzar las piezas originales menos frecuentes. Por eso hace ya algún tiempo que empezamos a recopilar una selección de herramientas y piezas de repuesto difíciles de encontrar, reproducidas por maestros artesanos que siguen utilizando métodos de la época.

Entre ellas no solo hay réplicas exactas sino también un par de piezas fabricadas hoy respetando hasta el más mínimo detalle de entonces. En los 100 años que separan el ayer del hoy han salido a la luz más de una mejora digna de incluir. Se ha respetado la originalidad cuando esta mandaba, y se han introducido mejoras donde la precisión y el rendimiento las requerían.

No hace falta decir que nos atenemos, como no, a nuestros principios cuando de hierro antiguo se trata: we ride it – we sell it. Y eso no solo significa moverse de aquí a la vuelta de la esquina. Nos subimos a un modelo F de 1915 y cruzamos con él EE. UU., recorriendo la friolera de 3.400 millas desde Atlantic City a Carlsbad, CA, durante la Cannonball Race of the Century 2016. Tal hazaña fue sin duda la prueba definitiva de muchas de las piezas que comercializamos con la marca THE CYCLERY.

Aunque sus planes de viaje no miren tan lejos, tampoco hace daño darle un poco de energía a la moto con piezas de eficacia más que demostrada. The Cyclery se nutre de la idea de hacer los trabajos de las motos históricas aunque solo sea unos metros más fácil.
más …
Rockmount Ranch Wear
"Si es de los que piensan que las camisas solo sirven para quitar el frío, piénselo de nuevo. Las camisas Rockmount de Denver, Colorado (EE. UU.), no son solo una prenda de vestir, marcan una forma de vida. Son algo así como el atuendo oficial de todas aquellas personas que han hecho del Oeste una leyenda, el rincón más cinematográfico del mundo desde entonces: vaqueros, rancheros, músicos de country, estrellas del rock, héroes del rodeo, o dicho de otro modo, todas aquellas personas que han tenido lo que hay que tener para apartarse de la carrera de borregos de la moda y se han atrevido pasear a su aire bajo el lema "ande yo caliente, ríase la gente". Cada uno con estilo propio, Igual que hicieron (y siguen haciendo) con los caballos de hierro de dos ruedas que tienen guardados en sus establos de Milwaukee. No en vano nuestros amados hermanos de Wisconsin y el fundador de Rockmount son de la misma generación. Jack A. Weil, alias Papa Jack, vio por primera vez la luz de Indiana en 1901, dos años antes de que los señores Harley y Davidson decidieran juntarse y fabricar a golpe de martillo la primera Harley-Davidson en recorrer sobre dos ruedas una polvorienta carretera rural. Como fundador y fuerza impulsora de Rockmount a partir de 1946 en adelante, tuvo varias ocurrencias de lo más creativas que iban a hacer bastante más fácil la vida de los vaqueros del salvaje oeste. Una de las mejoras más importantes fue la introducción de las presillas: ¿alguien conoce a un vaquero que le guste coser entre que ensilla a los caballos y termina una partida de Maverick? Los bolsillos con solapa se cierran para que no se caiga nada, y por diseño se sueltan y no encajan cuando la camisa se queda atrapada.
más …
Cabeza de hierro, corazòn de oro
La Segunda Guerra Mundial acababa de terminar y los americanos, o mejor dicho, unos señores de Milwaukee se alarmaron ante una invasión que tenía lugar delante de sus narices. Motos inglesas como las Triumph, Norton, BSA y Matchless danzaban en círculos alrededor de las masivas moles que salían de la fábrica de Milwaukee. Algunas de ellas incluso alcanzaron el estrellato en el cine, como en „The Wild One“

Un creciente número de jóvenes americanos rebeldes se pasaron a las marcas deportivas europeas, y después ... a las japonesas. La respuesta de la compañía fue otro mastodóntico Big Twin. Nada impresionante. Las Harley habían dominado en las carreras durante décadas, pero a pesar de ser el fabricante americano núero uno, eso de hacer una moto de producción competitiva se convirtió en todo un reto.

Les llevó un tiempo, pero en 1952 apareció el revolucionario motor K de válvulas laterales y despertó mucha expectación entre el público norteamericano. Como en el modelo 125 de 1948, el motor y el cambio estaban integrados en una sola carcasa, además de contar con suspensión trasera, y cambio al pié. La evolución fue el KH de 900c.c. y sentó las bases para el XL, aún más potente, gracias a sus culatas de fundición de hierro con válvulas en cabeza. La XL apareció en 1957 y muy apropiadamente se bautizó como Sportster. La primera supermoto americana –si no mundial- había nacido. Desde entonces, la Sportster se ha comercializado con el mismo nombre y sigue con una salud de hierro.

La que a veces ha sido calificada por los „expertos“ como una moto de chicas o para principiantes era, y es, una moto realmente práctica. Actualmente, cerca de su 60 aniversario, sigue siendo una excelente base para transformaciones radicales.
Si tienes la suerte de poseer una de estas bellezas y algo se gasta o rompe, verás que encontrar componentes anteriores a 1985 es bastante complicado.

Claro, siempre hay mercadillos, particulares bien provistos, y también internet, pero seamos sinceros: O no tienen lo que buscas, o tienes prisa y la puja cierra en 12 días, o los gastos de envío son prohibitivos.
Bien. Resulta que en W&W tenemos algunos amigos de Ironhead (Friends of Ironhead: F.O.I.), y por evidentes razones prácticas hemos querido que el suministro de recambios sea algo menos enervante para ellos.
Y por eso te ofrecemos un avance de lo que nuestro almacén ofrece para los modelos XL hasta 1984. No podemos enseñartelo todo en este espacio, de modo que por favor usa el número de serie de la pieza original en nuestro buscador (Search Box). La lista está en constante crecimiento y las sugerencias son siempre bienvenidas..
más …
A toda marcha hacia el pasado
Y no nos referimos al pasado, ese que se puede distinguir todavía en el retrovisor de los modelos V-Twin actuales – hablamos de los hierros de Milwaukee, aquellos que gastaron sus neumáticos en las carreteras de América más allá del muro de neblina de la 2nda Guerra Mundial. En esta sección hablamos de las Harleys que fueron fabricadas hasta el año 1936.
No sorprende que el suministro de las piezas de recambio para estos vehículos históricos resulte de cierta manera marginal, ya sea en cuanto a la cantidad o la calidad. Qué suerte que tenemos entre nuestras filas algun que otro historiador V-Twin a quien les encanta dedicarse a las máquinas de preguerra – y de una manera en que las motos puedan también participar en carreras.
Así que – según nuestro lema “we ride, we sell it” – empezamos desde hace tiempo a encontrar y distribuir buenas piezas para la restauración y el mantenimiento de máquinas preguerra.
En esta búsqueda casi arqueológica de las piezas adecuadas fue natural que las horquillas ioe ilocalizables o no pagables estuvieran muy arriba en nuestra lista de deseo. Estas horquillas fueron en su época tan exitosas que no solamente Harley las utilizo durante 20 años sino que también otros fabricantes fueron, digamos, inspirados por ellas. Un ejemplo bastante conocido: Brough Superior.
Y qué vamos a decir: después de mucho buscar y comparar encontramos un fabricante que fabrica con la tecnología y el material de hoy las horquillas de aquel entonces – cumpliendo las altas expectativas de calidad de W&W. De esta manera, ahora podemos ofrecer las horquillas para todos los modelos F y J de 1925 hasta 1929.
Pero, no tienes que ser un fanático de los oldtimer para encontrar en nuestro departamento especializado en hierros antiguos algo exquisito, aquí te espera también alguna que otra idea para el próximo proyecto Evo con arranque a patada.
Ya sea histórico o nuevo de fábrica: quien trabaja a todo tiempo es nuestro equipo al teléfono. Para casi todas las preguntas sobre Harley de hoy, ayer y – como acabamos de describir – de antes antes ayer.
más …
Vuelve la leyenda: Cannonball MAG-12
Cualquiera que tenga planeado pasar tiempo montando su Harley, busca piezas que haga que su moto destaque sobre las demas. Y nada mas adecuado para ello que la legendaria Mag Wheel.
Cuando en los 60, los coches de carreras de aceleración, dejaron de ser un pasatiempo de unos pocos, para ser practicado seriamente por muchos aficionados, tener el equipo adecuado, era cada vez mas importante. En este equipo habÍa que tener unas ruedas completamene redondas y que soportaran mucha carga.
Y de pronto, ahí estaba, la rueda magica!. Una rueda delantera de dragster, hecha de aleación de magnesio, la denominaron: Mag Wheel. Los bikers no tardaron mucho en montar estas ruedas de coches en sus motos. Una de las favoritas desde entonces: la versió n de 12 radios.
Las ruedas de magnesio de antaño, son extremadamente raras de encontrar en 15” y 18”, tanto como que una Sportster Ironhead, arranque a la primera patada. Incluso si alguien consigue alguna, ha de saber que el tiempo y el uso, han dejado sus marcas, así como que sea compatible con los frenos Harley, y que solo lo conseguira, despues de haber buscado y probado mucho.
Por todas estas razones, W&W, ha mandado fundir las ruedas Cannonball MAG-12, con la ultima tecnoíogia en aleacion de aluminio.
La Cannonball MAG-12, es igual estéticamente, pero diseñada de forma que soporta hasta 350 kgs/ rueda, y compatible fácilmente con varios frenos y piñones. Gracias a sus tamaños 16” y 19”, la Cannonball MAG-12, encaja perfectamente en su próximo proyecto de personalización.
A escoger están disponibles las ruedas con acabado pulido al bombo o acabado MAG. En este último, las ruedas pulidas al bombo son finamente chorreadas de nuevo con la finalidad de lograr una apariencia magnesio mate.
más …