Utilizamos cookies para analizar, anunciar y mejorar nuestro sitio web. Para obtener más información consulte nuestra Declaración de protección de datos.
>
Krowdrace, Meißen, D

Krowdrace, Meißen, D

No estamos seguros de cuándo Rudi se infectó con la fiebre del Flat Track. Estos son los hechos conocidos: Su primer intento de tirarse de la moto en marcha de forma controlada y sus primeras vueltas fueron en un óvalo de tierra en Dirt Quake, Inglaterra, en un Shovelhead poco colaborador, por decir algo. Lo siguiente era Rudi mirando las finales de Krowdrace en Octubre. El resto es historia.

Pero no hay flat track sin un hierro. Por eso Rudi se construyó un Panhead rígido con cambio a la mano con un motor '53-54 en un chasis Paughco sin florituras pero con un bonito escape megáfono. Fue a probar el invento en marzo y se apuntó a su primer fin de semana Krowdrace. El plan era tomar hacerse a la moto el viernes y disfrutar de la acción el sábado.

Así que nos fuimos el viernes a la pista Speedway de 400 m de Meißen. "Eat my dust" es su lema desde hace más de 70 años.

El megáfono del Panhead y la goma

quemada dejaron claro que Rudi iba por faena en la categoría "Vintage True Gold" que aunque suena a balada hortera de los ochenta, es en realidad una categoría con estruendosas y recias máquinas pilotadas por unos tipos que no se andan con tonterías.

Los entrenos son una cosa, pero una carrera de verdad es harina de otro costal. Se registró sin problemas, y las verificaciones técnicas deberían haber ido también sin problemas, o eso pensaba. Pero los inspectores querían un cubrecadenas y un casco integral homologado. Sacarse de la manga un cubrecadenas parecía complicado, pero unir los dos cascos abiertos de Rudi para hacer uno integral no iba a funcionar, definitivamente.

Pero los tipos que se juegan el tipo haciendo el salvaje en dos ruedas son una piña. El cubrecadenas se fabricó rápidamente y un casco integral de su talla fue localizado entre los trailers. ¡Muchas gracias a todos los que echaron una mano!

Rudi el novato estaba preparado para correr. Tras el briefing de pilotos el sábado por la mañana empezó el programa de carreras que apestaba a alto octanaje. Por la mañana batallaban los aficionados de la categría amateur, y por la tarde era el turno de los profesionales. Así que debíamos madrugar.

Con 78 pilotos de 8 nacionalidades,

tanto los entrenamientos como el día de carreras fueron toda una experiencia full gas! Y menuda peña fiestera, alegre y siempre dispuesta a ayudar. Meterte en ese ambiente amistoso no es nada difícil. Sólo has de solucionar unos pocos detalles técnicos en tu moto y allá que vas, a tragar polvo en el óvalo. (tienes todo aquí: krowdrace.de)

Incluso si das tus primeros pasos, lo vas a pasar de vicio y llegará el día en que le arranques las pegatinas a un oponente murmurando "traga polvo".

La próxima ocasión para infectarte de la fiebre Flat Track será en el Krowdrace el finde 22/23 de Julio en Wolfslake, D.