Utilizamos cookies para analizar, anunciar y mejorar nuestro sitio web. Para obtener más información consulte nuestra Declaración de protección de datos.
>
Custombike-Show, Bad Salzuflen, D

Custombike-Show, Bad Salzuflen, D

Aunque solo sea para ver a dos de nuestros amigos en acción, compitiendo en la construcción de una moto en el European Bike Build-Off, este fin de semana era el ideal para acercarse a Bad Salzuflen y disfrutar del Custombike Show.

Merodeando por los salones del Buid-Off era evidente que el Custombike pelea con uñas y dientes para mantener su reputación como punto de referencia de las tendencias internacionales del custom. Es muy completo y no todo será del agrado de todo el mundo. Pero no hay que preocuparse y es mejor mantener la calma. Si algo no te gusta, pasa a la siguiente moto y alucina con la riqueza de detalles y precisión mecánica, una buena inspiración para ese proyecto que tienes en casa a medio hacer.

Surgiendo de nuestra más enfermiza juventud

desde las sombras del tiempo estaba el "Halbstark", que viene a significar "Gamberro" un show especial para motos de 50c.c. que síolo habrías podido soñar en esos días.

Algunas de las principales marcas estaban allí para demostrar que no han perdido el tiempo. BMW, Indian, Triumph, Kawasaki y Yamaha hicieron acto de presencia. Harley-Davidson estuvo representada por unos cuantos concesionarios. Mucho espectáculo, mucho espacio y mucha gente.

También lo pasamos en grande con el Bike Build-Off,

que nos dejó clavados en el sitio. El escenario estaba dividido entre los chicos de SSCycle, Zell, asistido por Fred Flitzfuss Karosseriebau, y McSands Motor Shop de Balterswil, Suiza.

Se supone que el Build-Off es una competición entre dos equipos rivales. Pero en realidad es más parecido a "Vamos-a-trastear-por-el-taller-buscando-lo-que-nos-haga-falta-entre-cerveza-y-cerveza"Además, por un lado estaba la extensa familia de Steve Schneiderbanger con su peña que nos desconcertaron con sus camisetas "Choppers Four Ever" cuando subieron al escenario, hasta que encajaron el motor en el chasis: un estupendo y veterano Honda CB750 tetracilíndrico. Todo un clásico de los setenta que terminarían de afinar en los días siguientes.

Por otro lado estaban Sandra y Marcus "Mac" Fröhlich, que se decantaron por un proyecto un poco diferente de su propia cosecha. El motor que trajeron era un Harley muy especial*: uno de carreras de dos levas con cilindros especialmente fundidos en Astralia, nada menos, de 1340c.c. y ambas toberas de admisión mirando hacia atrás, dando al motor un impactante aspecto de XR. Tienes más detalles al final.

Para rematar las extravagancias técnicas, las ópticas fueron talladas por la especialista del grabado suiza Katharina Eiche.

Dos máquinas de este calibre son motivo suficiente para todo tipo

de preguntas y dudas. El público se encaramó al escenario y se armó un bonito jaleo de mecánicos, aficionados y los equipos ayudándose mutuamente. Mucho antes del veredicto final estaba claro que los equipos iban a tener que salir del escenario invadido, pero faltaba la prueba más importante y crucial: Las motos han de funcionar. Tras unas pocas patadas ambos motores arrancaron y llenaron el escenario con esa maravillosa mezcla de sonido de motor y olor a gasolina quemada. Era el turno de los votos y el ganador fue McSands sobre SCC por muy poca diferencia. Pero eso no importaba mucho, todos eran vencedores: Grandes motos, gran espectáculo, grandes equipos.

¡Nos vemos en el próximo Custombike!

*Aquí tenemos más detalles sobre la moto de McSands para los interesados:

Este motor está basado en el modelo de carreras Harley llamado "two cam" , un FH de 1000c.c., que se produjo a partir de 1924. Fue usado en modelos de serie desde 1928 a 1929 como JHD 1000 y 1200 respectivamente.

Este motor desplaza 1340c.c. y lleva dos árboles de levas con taqués. Se trata de un motor F-Head en su configuración original, con la admisión sobre el escape, con las válvulas de admisión movidas por varillas y balancines en posición opuesta a las válvulas de escape mandadas por los taqués. Por cierto, no hay tapa de balancines, todo va en una pieza.

Los cilindros JDXR hechos a medida con sus carburadores Linkert fueron ideados, fundidos y terminados por JD Jugs/Stuart Ritchie en Australia. El cigüeñal, árbol de levas, balancines y cruce de levas son de FH-Raceengines, que también es Stuart Ritchie. El encendido corre a cuenta de un sistema combinado de magneto y generador D Bosch.